Flameado

El acabado Flameado es un tratamiento térmico donde utilizamos la mezcla de Oxigeno y propano, que aplicando la llama sobre la piedra a unas temperaturas muy altas hacen que la piedra escame un capa muy superficial obteniendo una textura rugosa muy fina y de un aspecto gris oscuro.

Uso: Se puede utilizar tanto en exterior como interior, pared o suelo según gustos. Siendo su uso más común y recomendado en pavimentos exteriores por ser un tratamiento muy adherente.

Medidas: Se realizan todo tipo de formatos y medidas siendo el espesor mínimo 3 cm.